Victoria está entre la espada y la pared

Victoria se siente culpable de la desgracia de los Soler y no sabe que hacer con el amor que siente por Cristobal luego de enterarse de que él es sospechoso de la desaparición de su esposo.