Cristóbal y Lucía se reconcilian

Cristóbal lleva muchas rosas amarillas a la oficina de Lucía y entre las flores esconde un anillo de compromiso. Luego de una extensa charla, la mujer perdona al fotógrafo y retoman su relación sentimental para ver crecer juntos al bebé que espera la diseñadora.