Roberto se queda sin su esposa y sin su amante

Roberto no puede seguir ocultando que mantiene una relación con su esposa y su amante al mismo tiempo, por lo que finalmente se encuentra con ambas en casa de Mercedes. Al encuentro también llega el pretendiente mexicano que tiene Mercedes, lo que deriva en un ajuste de cuentas en contra de Roberto, a quien Irma ya no le cree nada. Esta discusión termina dejando al padre de Lucía sin su esposa y sin su amante.