Cristóbal se opone a la nueva inversión de su madre

Helena invita a todos sus familiares a una cena en la casa de los Soler en la cual les cuenta que invertirá parte de su capital en el terreno del Tayrona, una noticia que genera un nuevo disgusto entre ella y Cristóbal.