Cristóbal se siente como un arrimado en su familia

Cristóbal escucha una conversación entre Helena y Guillermo donde la mujer le dice que tiene que darle el dinero de la herencia lo más rápido posible a su hijo porque ya no se lo soporta. El fotógrafo estalla en ira y les manifiesta que no necesita ni les recibirá ningún dinero.